13 octubre 2011

La cuarta parte del gasto municipal no es necesario.

Un 24% del gasto que realiza el Ayuntamiento de Madrid se destina a «gasto no obligatorio», según el estudio realizado por la Universidad de Barcelona (UB) que citó Mayte Vilalta, profesora del Instituto de Economía del citado centro, en la Comisión de Duplicidades de la Asamblea de Madrid. La experta acudió tras la petición de IU. Como «gastos obligatorios» se consideran los que son propios del Ayuntamiento para el correcto funcionamiento de la ciudad.

Los «gastos no obligatorios», según dicho estudio de la UB, son los que ha ido asumiendo sin ser específicamente competencias, pero que han sido solicitados por los ciudadanos y que ahora parece muy difícil terminar con ellos.

La profesora Vilalta explicó que, en un trabajo que habían realizado en el periodo 2003-2007 sobre todo el Estado español, el porcentaje de gasto no obligatorio era de 260 euros sobre mil. Respecto a la financiación del gasto no obligatorio en Madrid, la experta explicó que se destinan 123,8 millones a financiarlo, lo que supone el 10% del gasto no obligatorio total.

Se calcula que el montante por habitante de los considerados gastos no necesarios en el Ayuntamiento de Madrid sería de 1.168 euros. Prácticamente una cuarta parte de los gastos del Presupuesto Municipal se van en esta partida.

La profesora señaló que nos encontramos ante un marco competencial complejo que precisaría una mayor definición, lo que haría necesario definir el marco competencial de cada una de las instituciones y su financiación.

«Deslealtad institucional»

Habló de que el despliegue de la normativa estatal y autonómica ha creado nuevas necesidades de gasto sin llevar unidos los recursos que conlleva el ejercicio de estas competencias, lo que consideró una deslealtad institucional. A su juicio, las nuevas leyes deben llevar aparejado el facilitar los recursos. Puso en duda que los municipios deban gestionar materias como la educación y la sanidad.

La profesora Vilalta se mostró partidaria de llevar a cabo «importantes reformas» que afecten al marco competencial y a su modelo de financiación así como al marco de relaciones con las administraciones autonómica y estatal.

Por su parte, el experto en sector público del Instituto de Estudios Locales de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Francisco Velasco, abogó el lunes por crear mancomunidades con los municipios menores de 40.000 habitantes que tengan competencias y no se limiten a ejercer las que les asignan los municipios.

Durante la comisión de duplicidades de la Asamblea de Madrid, Velasco consideró que en la región debería haber tres niveles competenciales: uno formado por el municipio de Madrid, otro con los municipios grandes y un último formado por mancomunidades comarcales, que aúnen municipios de menos de 40.000 habitantes.

A su juicio, es necesario hacer un «mapa comarcal» y que se genere un «proceso voluntario» para mancomunar municipios, de manera que estas entidades sean receptoras de la titularidad de las competencias. Asimismo, apostó por «concentrar cada materia competencial en un único nivel de gobierno» y «definir las competencias de manera exclusiva y excluyente».

Por su parte, el portavoz de UPyD, Ramón Marcos, recordó que, en esta línea, ellos abogan por la fusión de municipios debido a la «excesiva fragmentación» del entorno municipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario